Semana de Estudios 2018: Segundo día

[Crónica día 14/08/18] Iniciamos la segunda jornada de nuestra Semana de Estudios realizando una breve memoria de lo compartido en el primer día, que estuvo a cargo del estudiante Franco López. Posteriormente el equipo de liturgia nos introdujo en un momento de reflexión y escucha de la palabra de Dios en un clima de oración.

El Hno. Hugo Vera toma la palabra presentando la jornada en la que se nos propone “seguir viendo”, pero ahora a través de la experiencia que nos compartirá Gustavo Hoffmann, Profesor de Educación Física, Prof. de Filosofía y Ciencias Sagradas, y Licenciado en Filosofía.

Gustavo inició proponiendo una experiencia corporal para invitarnos a conectar con el propio cuerpo, “para que el cuerpo esté acá”, y después de ello comenzó su exposición. Hizo un recorrido autobiográfico, del cual rescató como aspectos primordiales a lo largo de su vida: “la oración, la misa dominical y la pasión por el deporte”.

A través del paso por su formación como docente, y un tiempo en la vida religiosa, siempre fue redescubriendo su vocación como educador cristiano con una perspectiva liberadora. Su experiencia en educación popular, que no estuvo exenta de dificultades y resistencias, fue forjando la convicción de la confianza en los niños y jóvenes; confianza que buscó plasmar en la praxis educativa. Actualmente, además de ser docente en una escuela pública y profesor de básquet, desde los cuales busca compartir los valores cristianos en el deporte, fundó y dirige una Escuela Integral de Salud para adultos.

En su exposición nos compartió cuatro ideas fundamentales que considera importantes en relación a las juventudes.

En primer lugar, “Los jóvenes necesitan, y por eso buscan, referentes que les muestren modos posibles de habitar el mundo”. Es decir, que los jóvenes han de tomar decisiones que no pueden ser desde el vacío, sino por medio de referentes, que en palabras de J. L. Segundo, serían “testigos de felicidad”, adultos que “ya jugaron sus cartas” y que pueden transmitir la pasión en lo que viven, sin trasladar responsabilidades generacionales. “El joven no busca información, busca modos de vida alternativos”.

La segunda idea es: “Espacializar la utopía”. Se trata de descubrir los espacios en los que la utopía se puede transitar, hacer una experiencia estética que involucra el propio cuerpo. Luchar es poner el cuerpo, y puede ser desde múltiples espacios: el deporte, el arte, la militancia política, etc.

La tercera idea es un posicionamiento existencial: “ser ateos del sistema”. Es decir, procurar un modo alternativo de vida, colectivamente; no ir “contracorriente” de manera solitaria, porque eso tarde o temprano claudica. Se trata de generar lugares de encuentro para revitalizarnos, compartir vida, pero viviendo de otra forma, aunque dentro del sistema del cual es casi imposible salir.

Y la última idea es una pregunta metodológica fundamental: “¿qué esclavitudes requieren hoy liberaciones?” Es necesario identificar las esclavitudes que forman parte del sistema de vida hegemónico, y así “ser catalizadores sociales” de la liberación, pero ha de ser de modo colectivo, “uniéndose y caminando a través del desierto”.

Luego de un breve corte, compartimos un espacio de diálogo abierto en torno a la exposición que permitió abrir nuevas preguntas respecto al tema que nos congrega: las juventudes. Entre las palabras que circularon podrían rescatarse algunas intuiciones, aunque siempre inacabadas, con contradicciones y límites, como la vida misma: ser compañeros de camino y testigos de felicidad, redefinir constantemente el ser adulto y ser joven aceptando la provisoriedad que implica, y el sentido de reciprocidad en el transitar la vida hacia ese lugar de la utopía.

Finalmente, el Hno. Hugo haciendo un cierre de la jornada nos invitó a seguir siendo interpelados por este “ver” que muchas veces nos deja perplejos y nos mueve a juzgar de inmediato y a tener respuestas. Y este proceso buscará iniciarse mediante claves que nos compartirá en la tercera jornada de nuestra Semana de Estudios.

Video del segundo día: